Los problemas de conducta y el estrés en el perro

Los problemas de conducta y el estrés en el perro

Analizando los problemas de conducta y el estrés del perro, vemos que son dos factores estrechamente relacionados que muchas veces se olvidan en la educación canina.

Vamos a ver a continuación como se relaciona el estrés canino y las malas conductas, y cuál es el origen principal del estrés en los perros.

¿Que es el estrés?

El estrés es un mecanismo adaptativo, por el cual, un organismo genera energía en menor o mayor cantidad, para obtener un recurso o evitar un peligro.

Es totalmente natural y necesario para la vida, pero en ocasiones puede dar problemas.

Cuando este mecanismo sucede demasiadas veces, en un intervalo de tiempo demasiado corto, los niveles energéticos no pueden volver a la normalidad, y se puede entrar en un estado de estrés crónico (también llamado Distrés).

Un libro que habla detalladamente del estrés canino es Neuropsicología Canina de James O'Heare

Efectos negativos del Distrés

En un estado de distrés, el perro va a tener más energía de la que necesita, por lo que intentará gastarla de muchas formas distintas (ladrando, rompiendo, moviéndose sin parar de un lado a otro…).

Además este exceso de energía hará que esté más irritable (problemas de agresividad) y más sensible a los estímulos del entorno (problemas de miedo o inseguridad).

El cortisol, es la hormona que produce este exceso de energía. Es muy necesaria para la vida, pero cuando sus niveles no pueden bajar a causa del distrés, tiene efectos muy perjudiciales, no sólo para la conducta, sino también para la salud.

El exceso de cortisol

  • Inhibe la función del sistema inmunológico, por lo que el perro será más sensible a infecciones por parásitos, bacterias, hongos y virus.
  • Detiene la función digestiva, por lo que fácilmente el intestino se inflamará y será incapaz de absorber correctamente los nutrientes necesarios para mantener la salud. A largo plazo, el aparato digestivo queda dañado y aparecen heces blandas e incluso vómitos con regularidad.
  • Detiene la regeneración celular. Todos los tejidos y órganos se verán afectados a largo plazo, y en mayor medida, los que necesitan renovar con más regularidad sus células (piel y aparato digestivo).
  • Incrementa la tensión muscular. Dolores musculares y contracturas, que harán que el perro esté más irritable y agresivo.
  • Mantiene al perro en un estado de activación y ansiedad constante.

Las Necesidades y el Estrés

El incremento de la energía en cualquier animal, sucede por la aparición de una necesidad. Para cubrir esta necesidad, necesitamos movernos y por lo tanto necesitamos energía. Cuando la necesidad se cubre, la energía vuelve a descender y el individuo se relaja.

 Si una necesidad no se cubre correctamente, o solo se cubre en parte,  la energía sigue aumentando con el tiempo, y pronto aparecerá el distrés.

 Los perros tienen varias maneras de disipar el exceso de energía, cuando ésta es demasiado alta, por ejemplo, el ladrido.

Cuando una necesidad no se está cubriendo correctamente o aparece un exceso de energía, el perro necesita ladrar, para poder calmarse y no llegar a estresarse.

Si no le permitimos que ladre en ese momento, el exceso de energía no bajará y progresivamente el perro entrará en un estado de distrés.

Cuando estas necesidades aparecen y se satisfacen de forma natural, el perro no se estresa, es un perro equilibrado y feliz. Cada individuo además, tiene unos niveles de cada una de sus necesidades completamente diferente a otros. Habrá perros que necesiten mucho contacto físico, y los habrá que no tanto. Por lo que necesitamos valorar en cada caso y de manera individual las necesidades propias de cada perro.

Necesidades que pueden crear Distrés

Debemos conocer cuales son las necesidades de nuestro perro para poder satisfacerlas de la forma adecuada. Algunas de ellas son:

  • Alimentación
  • Micción / Defecación
  • Sueño / Vigilia (Descanso)
  • Calor / frio
  • Seguridad
  • Instintos
  • Afecto / Contacto físico
  • Curiosidad
  • Comunicación

Estar atento a lo que nuestro perro necesita y ofrecérselo es fundamental ya que dependen totalmente de nosotros.

Para conocer en profundidad todas las necesidades y cómo funcionan hemos creado los cursos: Estrés canino, funcionamiento, causas y síntomas y Programa de Reducción de Estrés Canino

¿Quieres más artículos como este?

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe en tu email

totalmente gratis nuestras noticias 🙂

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported.

 

Los Problemas de Conducta y el Estrés del Perro

problemas de conducta en perros,

Puntuación:
[Total: 64 Average: 4.8]
Silvia Beseran
Seguir:

Silvia Beseran

Estudios de Biología en UAB / Auxiliar Técnica Veterinaria /Educadora Canina /Terapeuta emocional animal / Terapeuta Floral/ Cofundadora de Can Fauna / Cofundadora de GEDVA /

Cursos:
Estrés Canino, funcionamiento, causas y síntomas
Reducción de Estrés Canino
Curso para Cachorros
Silvia Beseran
Seguir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *