Todos los Problemas que pueden desarrollar los Perros que tiran de la correa

Problemas que desarrollan los Perros que tiran de la correa

Todos los Problemas que pueden desarrollar los Perros que tiran de la correa

Todos los que convivimos con un perro lo amamos, cuidamos, nos preocupamos por su salud y bienestar, por estos motivos hay que mantenerse siempre informados para saber lo que es mejor para ellos.

Hoy hablamos de un tema importantísimo para su salud física y emocional y del que muchas personas no somos conscientes. Se trata de los daños que puede causar a un perro caminar con una tensión constante en la correa y con un collar.

Pasearlos es necesario, y en muchos sitios hay que llevarlos atados por su propia seguridad, por lo tanto es inevitable el uso de la correa cuando salimos a la calle. El problema surge cuando el perro lleva un collar y la mayor parte del tiempo camina tirando descontroladamente.

Problemas Físicos derivados de tirar de la Correa

Muchos problemas físicos se pueden desarrollar a partir de esta tensión, desde problemas de espalda, quedando vértebras dañadas, problemas oculares, tos crónica, contracturas, problemas de tiroides e infinidad de problemas más ya que el cuello es una zona extremadamente sensible con gran cantidad de nervios y arterias que comunican directamente con el cerebro y que por tanto, cualquier pequeña lesión puede ocasionar problemas en cualquier lugar del cuerpo… En este artículo encontrarás más información detallada.

Además el perro andará con una postura forzada, no natural, lo que hace que su esqueleto y articulaciones se vean afectadas a la larga por una mala distribución del peso en la marcha. Esto puede provocar dolores musculares y articulares directos después de los paseos, o lesiones y dolor crónico si se mantiene esta mala postura durante muchos años.

Y por la ley de causa y efecto, ya que la tensión se ejerce en los dos extremos de la correa, tu postura también se va a ver afectada, tu marcha al caminar no será natural y por lo tanto tu espalda, sistema esqueletico y múculos también sufren de este hábito. Hay personas que acaban sufriendo lesiones simplemente por pasear al perro incorrectamente.

Muchas veces también se pueden ver por la calle perros tirando que literalmente se están ahogando, respirando forzadamente y probablemente con una falta de oxigenación celular durante el periodo que dura el paseo.

Todo esto por el uso de un simple collar, pero si el collar es de castigo (de pinchos, de ahogo…), si damos tirones de correa para evitar que tire o para castigarlo, las probabilidades de que padezca lesiones se multiplican. De hecho según estudios realizados los perros educados con técnicas que utilizan tirones de correa y collares de castigo tienen una mayor tasa de problemas y lesiones de espalda.

Solo hace falta ponerse en su lugar para darse cuenta de lo dañino que puede llegar a ser, imagínate tener que caminar con algo que te oprime el cuello constantemente y te impide avanzar, que te ahoga y que te hace caminar con la espalda desviada. Para muchos perros esto se convierte en algo natural y habitual, lo que nos dificulta poder ver las consecuencias.

Ahora veremos cómo también los afecta a nivel psicológico y emocional:

Problemas de comportamiento derivados de tirar de la correa

Otra consecuencia escondida detrás de la tensión de la correa, es que causa serios problemas de comportamiento, estos problemas se pueden generar de dos formas:

La primera es debida al dolor. Las lesiones causadas por tirar de un collar pueden provocar un estrés constante en el perro, este estrés puede generar infinidad de problemas de conducta

La gestión del dolor crónico hace que el perro necesite desahogarse constantemente, está frustado e irritable, puede romper cosas en casa, ladrar constantemente, sufrir hiperactividad, puede volverse agresivo con otros perros o personas, puede que le dejen de gustar las caricias en determinadas zonas del cuerpo, o simplemente en cualquier zona… Este interesante libro nos habla de esto: Problemas de Espalda en los Perros: La causa subyacente de los Problemas de Comportamiento. Estudio de Investigación

La segunda causa es que un perro que camina con una correa tensa, esta tenso y más irritable y no anda de una forma natural.

Cuando se acerca a otros perros, no lo hará de la forma adecuada. Los perros se comunican a distancia a través de su lenguaje corporal, se envian señales para informar de sus intenciones a los otros, lo que hace que el acercamiento sea natural y se transmita confianza y seguridad.

Un perro tirando de una correa no va a hacer nada de esto, simplemente va a tirar en linea recta para acercarse al otro perro sin emitir ninguna de estas señales. Esto hará que los encuentros con los otros perros sean bruscos y tensos, que hayan conflictos y que poco a poco se vayan convirtiendo en experiencias desagradables.

Cuando dos perros se encuentran, si las correas están tensas, ellos también los estarán, no se comunicarán bien y se provocarán malos entendidos que pueden acabar en peleas.

El perro en estas condiciones se va haciendo cada vez más poco sociable, le van gustando menos los otros perros e irás notando que cada vez les va ladrando más, o que cada vez tiene más conflictos.

Muchas personas afirman la gran diferencia en el carácter de sus perros al ir atados o sueltos. Atados con la correa los perros suelen ser más irritables y agresivos, pero esto solo sucede si la correa está tensa, si la correa está destensada el perro estará relajado y se comportará de una forma natural.

Soluciones para que los Perros no desarrollen estos Problemas

Si tu perro lleva collar y tira la mayor parte del paseo, tienes varias soluciones para evitar todos estos problemas que hemos visto.

La primera es cambiar cuanto antes a un arnés. El arnés, aunque el perro tire, es mucho menos perjudicial para él porque la presión y la fuerza no se ejercen directamente sobre el cuello sino sobre el pecho que es mucho más resistente.

Aunque seguiremos teniendo tensión y los problemas derivados de ésta, nos podemos ahorrar bastantes lesiones graves debidas a la presión y ahogamientos en el cuello.

Lo ideal y siempre más beneficioso es prevenir que un perro aprenda a tirar, aquí te explico cómo hacerlo: Aprender a no tirar de la Correa

Si ya tira de la correa, lo mejor es que el perro aprenda de una forma amable y sin tirones a no tirar de ella, esto nos dará paseos tranquilos y nos ahorrará muchos problemas de conducta y de salud. Aquí puedes leer una técnica que puedes utilizar: Si tu Perro tira de la Correa, Lo puedes Solucionar pero también puedes contactar con un educador profesional para que te ayude (sobretodo que no utilice tirones de correa para enseñarle, si no empeoraremos el problema)

Si estás educando o has educado a tu perro a través de tirones de correa, busca alternativas para evitar el uso de collares de castigo y evitar los tirones de correa como las que te he comentado anteriormente. Siempre las hay, y deja de hacerlo cuanto antes.

Si tu perro sufre de problemas de comportamiento de cualquier tipo, es muy probable que tenga estrés. Una de las causas del estrés entre muchas otras es el dolor crónico. 

Si tu perro lleva mucho tiempo tirando de la correa o ha sido educado con tirones y has notado que su comportamiento ha empeorado en algún aspecto puede tener ya alguna lesión.

Estas lesiones o dolores crónicos son muy difíciles de percibir, muchas veces los únicos síntomas son este estrés y estos problemas de conducta. Lo ideal es hacer un chequeo veterinario para buscar las posibles causas del dolor y poder ayudarlo.

¿Qué Arnés elegir y cómo colocarlo correctamente?

En este breve vídeo Turid Rugass nos habla sobre el arnés perfecto para tu perro y cómo colocarlo correctamente.

Espero que te haya sido de utilidad y que os ayude a ti y a tu perro ¡Gracias por amarlo!

Te Recomendamos
el Curso Online:

Para estar al día de las próximas fechas de inicio de todos los cursos:



Problemas que pueden desarrollar los Perros que tiran de la Correa

Puntuación:
[Total: 90 Average: 4.6]