Cómo Pasear a un Perro Correctamente

Un vídeo creado por FAADA y Jordi Herrera dónde nos explica cómo pasear perros correctamente. El paseo ideal para el perro para que le aporte todas sus necesidades y sea sano para él. Unos consejos fundamentales para ser más felices junto a nuestro Perro.

Transcripción “Cómo Pasear un Perro Correctamente”:

“Hola, soy Jordi Herrera, educador canino. Me gustaría explicaros ahora cuatro conceptos básicos sobre cómo debería ser un paseo para que fuera enriquecedor y de calidad para el perro.

En el mundo de la educación  canina, siempre se habla por suerte, de que el paseo es el momento del perro. Es un concepto muy claro de lo que implica un paseo. El paseo es un momento en el que el perro tiene que disfrutar y desarrollarse como perro.

Pero iría un paso más allá y yo diría que el paseo es el momento del perro y del acompañante, porque muchas veces el paseo, para que sea cómodo para el perro es una tortura para el acompañante, y quizás sería ideal encontrar ese punto de equilibrio entre el buen paseo para el perro y un paseo no traumático para el acompañante.

Para llegar a ese punto, es simplemente aplicar cuatro ideas básicas. Cuatro ideas básicas que son principalmente, el material que usamos: correa larga, arnés cómodo, procurando siempre la comodidad del perro. Intervenir poco, participar muy poco de ese paseo, tener cero protagonismo, quedar en un segundo plano, un plano de acompañamiento en el que sea el perro incluso el que decida la ruta a seguir, si quiere ir por aquí o por allí, se quiere parar allá… Estamos allí para acompañarlo.

como pasear a un perro correctamente

Se puede aprender a disfrutar del paseo, acompañando y dejandote llevar y se puede aprender mucho viendo qué hace el perro, dónde para, a quién se presenta, qué huele, qué hace o qué no hace. Es una buena manera de conocer más a tu perro, de llegar a intimar más.

No ser escrupuloso a la hora de que tu perro huela una bolsa de basura, coja una caca de gato, o huela un pipí, son perros… Los perros son muy “marranos” por naturaleza y hay que asumirlo. Quién tiene perro tiene que asumir que hará cosas que para él son muy poco agradables, pero el perro las necesita.

Raro es el paseo que no vuelve con una caca de gato en el lomo o comiendose un trozo de pizza, etc … Es una parte a asumir y que se aprende a entender, no a compartir, pero si a entender.

Importantísimo, los perros en el paseo tienen que ver a perros, no tiene otra. Es el único momento del día donde van a ver a otros perros y hay que facilitar esos encuentros. ¿Cómo Facilitarlos? Principalmente con esta correa larga, permitiendo acercamientos.

Permitiendo acercamientos no quiere decir acercando al perro, si no permitiendo que el perro se acerque o no según su decisión, y al ritmo y de la forma que el perro necesite. Eso quiere decir que hay que permitir que un perro se acerque a otro, se aleje primero cuatro metros, puede pasar perfectamente a su curva de seguridad que él necesite sin ningún problema, estamos ahí para acompañar.

Puede ser que decida no acercarse. No porque el que acompaña a ese perro sea amigo nuestro, nuestro perro tiene que acercarse a aquel perro, no tiene porqué. Si queremos acercarnos quizás vale la pena dejar a ese perro suelto en un momento y mientras está haciendo x cosas tú hablas con la otra persona.

Aprovechando el tema del perro suelto, es ideal que a lo largo de un paseo el perro tenga unos minutos de paseo sin correa. Ha de ser un momento donde el perro primero, libremente va a poder socializarse al 100% sin tener una limitación de correa. No tiene porque ser en medio de la calle, puede ser un espacio cerrado, puede ser un pipí-can, puede ser un descampado… se puede soltar perfectamente a un perro cumpliendo con la normativa.

Tampoco hace falta que ese rato suelto dure mucho tiempo, ahora hablaremos de los tiempos del paseo, pero si que es necesario que tenga un pequeño espacio de tiempo que sea un paseo libre. El perro decidirá correr, no decidirá correr, decidirá oler, decidirá jugar, … pero será él quien se regule y quien cubra sus necesidades.

Sobre los tiempos de paseo, hay una idea generalizada de “cuanto más tiempo paseas a tu perro, más feliz es tu perro”, y es bastante errónea y lleva implícitos varios problemas, entre ellos el estrés y la sobreexcitación.

No es tan importante cuanto tiempo esté en la calle, si no cómo es el tiempo que está en la calle. Como media, para dar datos, un paseo de un perro adulto medianamente equilibrado emocionalmente, no tendría que ser más de 40 o 45 minutos repartidos en 2 o 3 paseos al día, y de éstos conseguir unos 10 0 15 minutos al día que sea sin correa, que el perro pueda hacer libremente.

Repartidos en 2 o 3 veces implica, un paseo inicial por la mañana tempranito, que es la hora que el perro más le gusta hacer el paseo, ese puede ser de unos 15 o 20 minutos. Un paseo si puede ser al mediodía de 5 o 10 minutos. Y un paseo por la tarde de no más de 10 o 15 minutos.

El paseo de la tarde suele ser el paseo que más se alarga por nuestra disponibilidad laboral, etc pero a la vez suele ser la hora donde más caos hay, sobretodo en las ciudades. Todo el mundo sale, todo el mundo vuelve, y la situación no es nada tranquila.

como pasear un perro correctamente

Muchas veces este paseo es el que sobrepasa a los perros y los estresa un montón. Entonces, centrarse en que el paseo más extendido sea el de la mañana es una muy buena opción para mantener a los perros en un nivel de estrés aceptable para su propio organismo.

Sobre el ejercicio durante el paseo, no sentirnos obligados a hacer que el perro corra, no salir a correr con el perro, llevar el perro en bici, por una razón muy sencilla. Yo decido cuando hago deporte, si me apetece o no me apetece, o si estoy capacitado para hacerlo, si puedo o no puedo. Igual un perro.

El hecho de que te lleven a la calle con una correa y te pongan a correr x tiempo, es una obligación que quizás el perro no está preparado. No le hemos preguntado al perro si le apetece hacer ese ejercicio. Exponerte a un ejercicio físico más allá de tu necesidad o de tu capacidad, te va a generar un problema de estrés rápidamente.

El ejercicio físico el perro lo va a hacer en ese momento que tiene sin correa, él mismo se va a regular, si tiene que correr, correrá, si tiene que oler, olerá, o puede que lo sueltes y se tira al suelo y se tumbe. Si se tumba es porque no necesita correr.

Es quitarnos un peso de encima, no tenemos que estar pendientes de regular físicamente al perro, es un perro adulto, y nadie mejor que él conoce su cuerpo.

Un paseo simplemente será eso, será un buen material, correa larga y arnés, no mucho tiempo, no más de 40 o 45 minutos repartidos en el día, centrarnos en la mañana como el paseo más entregado, y permitir mucho, permitir acercarse, permitir olores y no ser escrupuloso, aceptar que él se acerque a cosas no agradables para nosotros es necesario para él.

Espero que os hayan gustado estos vídeos explicativos, que os hayan ayudado a entender mejor a vuestro perro y que participen de una convivencia mucho más unida si cabe con vuestro animal de compañía. Si os interesa saber más sobre vuestro perro y aprender más como convivir con ellos no dudeis en visitar mi web http://www.jordiherreraeducacioncanina.com/ y allí vereis artículos incluso cursos y propuestas de formación.

Si quereis asesoramiento sobre bienestar y protección animal, no dudeis en entrar en la página web http://www.faada.org/ y allí encontrareis toda la información necesaria.”

Esperamos que esta información te haya parecido tan útil e interesante como a nosotros.

¡Gracias por Amar a tu Perro!

Puntuación:
[Total: 74 Average: 4.8]

Te recomendamos
el Curso Online

Para estar al día de las próximas fechas de inicio de todos los cursos:

Compartir en Redes:

Si te ha gustado este artículo y crees que le puede ser útil a otras personas, te invito a compartirlo en tus redes sociales. ¡Gracias!

Autor/a:

Posts Relacionados:

0 comentarios en “Cómo Pasear a un Perro Correctamente”

  1. Me ha encantado este artículo pues dice lo que yo siempre he defendido. A mi me despertó una amada galga que en Paz descanse y Turid Ruggas. Sintiendo que no tengo nada que enseñarle a un perro, alejándome de los tópicos, de adiestradores caninos básicos y dándole poder a mi sentido común, aprendí que ,el perro, al salir a pasear debía hacer cosas de perros, sobretodo olfatear y acercarse a quien quisiera. Si no quería acercarse a un perro o persona nunca la obligaba. Yo pensaba, ella sabrá porque no quiere! Quien soy yo para decirle con quien relacionarse!’ Su vida mejoró notablemente desde el día que tomó ella el control de los paseos. Se redujeron sus miedos y cada vez le apetecía más salir. Siempre me ha parecido una barbaridad llevarlos a hacer nuestro ejercicio con nosotros. Ahora siempre digo que el paseo es su momento, pero su momento de verdad y nosotros debemos ayudarles a que así sea acomodándonos a sus necesidades. Nuestros paseos eran súper lentos, yo sólo bloqueaba la correa cuando quería comer algo que me daba mala espina, aún y así me sentía mal por cortarle el momento… La ciudad tiene sus peligros. Luego cuando íbamos al campo iba suelta, yo le hacía caminar a la ida porque tenía que recuperar musculatura. Si estaba muy animada le dejaba elegir a ella las rutas. Era una actividad compartida porque ella siempre buscaba estar conmigo y me la llevaba siempre que podía. Intentaba modificar mis actividades por ella. Pero aún y así en el pasado la llevé a hacer senderismo cuando quizás a ella no le apetecía tanto. Yo quería disfrutar de su compañía siempre y no me di cuenta las veces que la pude forzar… He aprendido mucho y al final era muy sensible a sus deseos. Estoy encantada de haber descubierto esta relación tan íntima con ella y cada día aprendo un poco más. Es muy enriquecedor y ellos son maestros.
    Gracias por el artículo porque refuerza lo que yo intuía.

    1. Muchas gracias por compartir tu experiencia Ema. A menudo nuestra intuición es una buena guía y sabemos qué es lo mejor para nuestro perro como ha sido tu caso.
      Además conseguiste reducir sus miedos simplemente haciéndole caso a lo que ella necesitaba en todo momento, es genial Ema! Un abrazo!

    1. Hola Anna!
      45 minutos al día es una cifra que está muy bien para que el perro pueda cubrir sus necesidades en el paseo sin estresarse, sobretodo si vivimos en un entorno urbano.
      Como muy bien dice Jordi, lo importante es la calidad del paseo y no la cantidad de tiempo que pasamos en la calle. Que pueda oler, decidir qué hacer o no hacer, que camino tomar en algunas ocasiones y sobretodo esos 15 minutos sin correa en un entorno seguro para que haga lo que él quiera.
      Una vez a la semana o cada 15 días por ejemplo, también podemos hacer una salida al campo o a la montaña que dure más tiempo, teniendo en cuenta de ir parando para descansar y relajarnos. No es cuestión tampoco de ir caminando todo el tiempo que dure el paseo.
      Muchas veces los perros caminan o corren porque nosotros lo hacemos. Si paramos de vez en cuando un buen rato podrá explorar y disfrutar mejor del entorno.
      Gracias por comentar, un abrazo!

 

Cómo Pasear a un Perro Correctamente